ABRIENDO NUESTRAS PUERTAS

ABRIENDO NUESTRAS PUERTAS

En el segundo trimestre, los alumnos de primer curso de bachillerato A hemos recibido a un nuevo compañero, Vitor. Procedente de Brasil, de la ciudad de São Luís, aunque ha residido en Villacalabuey mientras ha estado en España, su objetivo no era el mismo que el del resto; pretendía mejorar su español antes de entrar en la universidad en octubre. Y es que está muy acostumbrado a viajar. Ya pasó un año de intercambio en EEUU, adonde piensa volver para estudiar medicina.

En cuanto a la educación, considera que es mejor en España. No tanto porque la de Brasil sea peor, sino por la gran calidad de la escuela pública española; en comparación, en Brasil, “la pública está fatal” y la gente prefiere la privada. Sin embargo, también cree que en el colegio privado al que asistió, aprobar es más difícil, ya que hay más asignaturas. Algo que sí le ha sorprendido y para bien: la amplia posibilidad de escoger asignaturas e itinerarios, ciencias o letras. Y eso que, lamentablemente, en un instituto como el nuestro, en un pueblo, sean menos las optativas posibles.

España le ha gustado, al menos afirma que le gustaría repetir la experiencia. Lo más positivo que se lleva de aquí: la gente. Aunque cree que la acogida fue mejor en EEUU, porque hablaba más inglés que español, estuvo más tiempo y convivió con otros estudiantes de intercambio, fue aquí donde hizo amigos más rápido. Eso sí, cree que los españoles fuman demasiado.

Autor/a: Marina Gamazo Gallego

Editor/a: Adrián Paniagua León

Los comentarios están cerrados